Palabra e imagen

Ayer por la tarde fui a la galería de arte moderno Tate a ver una exhibición a la que hace meses quería ir. Es probable que la intención se haya concretado tras las reflexiones del artículo de la semana pasada, que inesperadamente me llevó al tema del voyeur. El nombre de la exhibición es “Vouyerism, Surveillance and the Camera” y consiste en un registro histórico de la práctica de retratar a sujetos (famosos y desconocidos)  sin su conocimiento o aprobación. No sé si se esperaba que el conocer este dato activara una reacción automática de morbo en el espectador, pero más allá de la común respuesta de atracción-repudio ante un par de fotografías de saltos suicidas, lo que me cautivó a lo largo de la exhibición fueron las preguntas sobre quiénes eran esas personas y qué fue de ellas. No de las celebridades, de quienes sabemos más de lo debido, sino de esa gente ordinaria que fue capturada por un lente indiscreto, como un par de mujeres en el metro de Nueva York en los años 30, o una dama que se humedece los labios en la banca de un parque a principios de siglo pasado, o un niño que es retratado lamiendo un helado mientras una madre, de quien no vemos mas que una mano, lo atrae hacia sí.

Al salir de la sala estaba llena de una multitud de imágenes sin historia, y una incomodidad o desazón fue creciendo mientras caminaba por las húmedas calles de Londres. Me sentí responsable por aquella gente en cuyas vidas (o post-vidas) había sido inmiscuida, pensé en que quizás aquella mujer del parque estaba acongojada o triste, y que yo, quien nunca la conocí ni la conoceré, le había robado algo de su integridad. Pensé en que esa gente, viva o no, ya no es la misma de la foto, y que si yo un día los viera por la calle jamás los reconocería, y mucho menos ellos a mí. Tras andar por largo tiempo recordé la primera película de Chistopher Nolan (“Memento”, “Inception”) llamada “Following”, donde un hombre aspirante a escritor, vagando por las mismas calles de la misma ciudad en que yo estaba, se preguntaba por la vida de las personas que veía pasar a su alrededor, como fotografías pasajeras que no nos dejan sino con preguntas e inquietudes.

Tras ver el filme al llegar a casa (que lleva a extremos la necesidad de atribuirle historias a gente desconocida), pensé en una entrevista que había visto hace poco donde el escritor Paul Auster refutaba la sentencia de su colega Philip Roth, quien le ha puesto una cercana fecha de expiración a la existencia de la novela. “Human beings need stories, and we are looking for them in all kinds of places” (los seres humanos necesitan historias, y las buscamos siempre, en todo lugar) dice Auster convencido.

Si Auster no estuviera en lo cierto no me hubiera llevado aquellas imágenes carentes de relato conmigo ni hubiera escrito al respecto hoy, ni existiría la excelente “Following”, ni tendríamos recuento no solo de los otros sino de nosotros mismos, porque qué es la vida, al igual que la literatura y el cine, sino una correspondencia indisoluble y continua entre relato e imagen, la construcción de una historia personal, a veces también compartida.

Share and Enjoy:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • Google Buzz

About The Author

saracaba

Other posts by

Author his web site

29

08 2010

2 Comments Add Yours ↓

The upper is the most recent comment

  1. Esteban Caamaño #
    1

    Efectivamente Sara. Y es que ¿qué somos como seres humanos sin una historia? Ese sentido de pertenencia, de identificación con algo mas, cercano o extraño , o bien el descubrimiento de algo completamente nuevo y el abrir de ojos posterior , es posible solamente a través de las historias que compartimos o que a veces escogemos imaginar. Me encanta la diversidad de temas de tú blog. Te felicito.

    • saracaba #
      2

      Hola! Gracias por tu comentario y felicitación! Es interesante, porque si te ponés a pensar todo es una combinación de imagen-sonido (palabra), incluso la música, aunque la imagen a veces no sea inmediatamente clara. No sé si pasaste por Wikileaks, del posting de la semana pasada, pero creo que es una organización que te parecería fascinante. Seguimos hablando. Abrazos, Sara.



Your Comment

Safe Creative #1008220006078